Cadena de buenas ideas y acciones


Sin duda, estando en el abismo de la precariedad, la angustia que percibimos y sufrimos en propia carne por el miedo a perderlo todo nos atenaza, sin saber qué hacer en bien para nosotros sin perjudicar a los demás. En una situación de indefensión e inferioridad, mantener una actitud positiva y emprender una acción en bien, supone todo un reto de equilibrio y armonía imposible en saber estar y actuar.

Corto película “Cadena de favores”

De pobre a rico from Corto película “Cadena de favores” on Vimeo.

El entorno condiciona y el ánimo también, además de multitud de falsas servidumbres. ¿Qué, cómo y con quién hacer? nos formulamos ante la multitud de problemas por la supervivencia diaria.

En cualquier asunto que tratemos, por grande y complejo que sea, muy pocas cuestiones son esenciales, algunas pocas más son importantes y, la inmensa mayoría son irrelevantes.

La palabra en muchas ocasiones según de quién viene, es una trampa que oculta la intención para que quedemos presos por la emoción y la inacción.

Cómo podemos salvar las limitaciones de la palabra, la intención, la caducidad del conocimiento, la particular química con el entorno y multitud de condicionantes propios y de los demás.

El tópico dice que es de madrugada, que el genio está solo en su despacho o en su laboratorio, inclinado sobre un trabajo absorbente que le aparta del mundo, cuando… ¡flash!: le llega la idea como por milagro, como un chispazo repentino que le hace gritar “eureka”. Pero Steven Johnson argumenta en su libro “Las buenas ideas”  que ese tópico es la excepción y no la regla. 

Según esta fascinante, accesible, entretenidísima “historia natural de la innovación”, las ideas llegan a los cafés antes que a los laboratorios, a los barrios céntricos antes que a las casas aisladas y a las salas de reunión antes que a los despachos del último piso.        

En este libro se narra la aparición de la contabilidad de doble entrada, la imprenta o YouTube con un mismo espíritu: el ansia de averiguar cómo se abre paso una idea revolucionaria, cómo funciona la creatividad y cómo afectan el mercado, las patentes y los derechos de autor a la salud de las ideas. Y esa narración nos permite entender dónde están las raíces de la innovación, y a la vez nos brinda muchas estrategias útiles para cultivar nuestras propias buenas ideas. Post “Las buenas ideas” en El Boomeran(g) blog literario en español y  páginas del libro.

“Todas las verdades son fáciles de entender, una vez descubiertas. El caso es descubrirlas”. Galileo Galilei (1564 – 1642)

La verdad consciente

Juan Bernardo montejb

Por ejemplo, la razón de que el agua del mar no quita la sed es porque contiene un 3% de sal, mientras que nuestros riñones solo pueden producir orina con un componente salino por debajo del 2%. Por tanto, al beberla nuestros riñones tienen que coger agua extra de nuestro organismo para diluir el exceso de sal, lo que nos provoca sed y deshidratación.

Naturalmente que sabemos el pensamiento señalado y muchos más, pero no pensamos ni actuamos permanente y conscientemente en consecuencia, pues el bicho primitivo que todos llevamos dentro domina nuestra consciencia y modo de actuar, siendo nuestro único enemigo al que debemos conocer y aprender a dominar.

Así, detenerse y adquirir consciencia para desandar hasta un punto de reencuentro y equilibrio consigo mismo, es esencial si queremos dar sentido a nuestra existencia y aportar cuanto podamos para los demás y nosotros mismos, colaborando solidariamente con inteligencia colectiva. Solo se necesita firme voluntad e intención.

A partir de este punto de encuentro, cuanto suceda en adelante carece de importancia, si consolidamos y ampliamos cuanto en bien común logremos y, simplemente no tomamos cuanto sea perjudicial para los demás.

Nuestro tiempo presente es demasiado breve para ser relevante en cuanto a los acontecimientos que perduran en el tiempo.

Llueve a cántaros dinero en los pantanos secos, mientras los seres humanos nos estamos deshidratando y muriendo.

El planeta está en venta a precio de saldo para los próximos 100 años, hipotecando el alimento del futuro en la bolsa, con ingresos de 15 euros al mes para los agricultores de África a sueldo de los nuevos millonarios de los países emergentes sumados a los de siempre.

Tal parece que la suma 0 + 1 digital, ha desequilibrado casi definitivamente la balanza analógica del suma 1 + 1. Mi abuelo vio nacer casi todo el progreso de la era moderna, yo en cambio, solo he visto refritos con cambio de materiales y envoltorio.

Los viajes espaciales que ya predijo Julio Verne un siglo antes, el ábaco que se remonta a más de 2.500 años convertido en ordenador y la velocidad de los acontecimientos que nadie supieron vislumbrar pero que nos mantienen esclavizados con las mismas cadenas que en la antigüedad.

Parece que vamos a seguir sometidos a profundos ajustes más o menos traumáticos, para amplios colectivos de clase media y baja a nivel global. En China ya hay medio millón de millonarios, en India y Brasil pronto los alcanzarán, mientras varios millones de personas del tercer mundo trabajan 12-14 horas diarias 7 días a la semana, ingresando de 15 euros a 200 euros al mes sin prestaciones y asistencias sociales básicas como aquí en Europa. El recorrido hasta coincidir con ellos es muy amplio, tanto como para que en algún momento se coincida y se evite la aparente debacle, que de producirse será por otros motivos desconocidos o imprevistos.

Una muestra de entre tantas, el domingo 16 de octubre en la 2 de TVE se emitió en el Programa Documentos TV el documental, “El planeta en venta”, muestra muy a las claras el devenir a medio plazo.

Tal parece que la resistencia a ponerse de acuerdo, decidir y actuar por los diferentes gobernantes, subyacen multitud de razones que la opinión pública no sabemos en su amplia dimensión. Algún día, más pronto que tarde, sabremos de verdad lo sucedido, siendo los acontecimientos actuales una mera etapa.

Desactivado el interruptor emocional colectivo con el Babel informativo de crisis, la inercia diaria por vivir, apenas deja espacio para que los ciudadanos silenciosos puedan actuar ante la dictadura Económica Financiera, por no disponer de información ni conocimiento, sobre los procedimientos y mecanismos con los que se ejerce la esclavitud e injusticias Económico Sociales que se cometen en el mundo.

Sobre la escandalosa similitud histórica y concurrencia: La inacción colectiva sigue miméticamente sin reaccionar adormecida por las condiciones falsamente estables de supervivencia continuista y apariencia confortable del precario consumismo. Además de la creencia general, por cesión de responsabilidades en los gobernantes y dirigentes que libremente han elegido, en que resolverán los problemas de cualquier forma en beneficio de una minoría.

Cada manifestación y protesta social tiene sus razones y, en cada localización se está sufriendo de manera diferente las consecuencias, aunque en lo esencial, esta crisis marcará un antes y un después, en todo cuanto es común a todos los seres humanos.  Solo tendrán más éxito, quienes sepan interpretar y concentrar el objetivo esencial y el esfuerzo, despertando y activando el interruptor emocional de la inteligencia y colaboración solidaria colectiva.

En definitiva, ¿quién es más culpable? ¿Los ciudadanos que no actuamos para detener esta locura, o todos aquellos que hoy en día, pese a disponer de información puntual y un buen observatorio sobre  la esclavitud e injusticias Económicas que se cometen en el mundo, no hacen nada para evitarlas? Una cosa son los ejecutores, defensores y colaboradores necesarios de la dictadura Económica, y otra, se entiende, la masa mimética silenciosa, dubitativa y desinformada colectivamente impasible que consentimos las ilícitas e injustas actuaciones.

Si no actuamos a todos los niveles con cuanto disponemos para impedir estas actuaciones crueles e ilegítimas, merecemos cuanto nos suceda y más.

Hagamos una “Cadena de buenas ideas y acciones”.

http://quisiera-montejb.blogspot.com/

http://iniciativadebate.org/

http://lacomunidad.elpais.com/montejb/posts

Anuncios