Con el alma en un puño


A menudo resulta difícil sobreponerse a la particular química acumulada que nos hace ser como somos. En cada momento de nuestra existencia se agregan ingredientes que refuerzan nuestra naturaleza.
No estoy seguro si es bueno dominar y reprimir las emociones, al igual que la mayoría de las cuestiones de cuanto queramos. La endiablada velocidad de los acontecimientos y medios, superan con creces la capacidad de adaptación y asimilación.
El caso es, que cuando se bebe el primer sorbo de veneno y se sigue bebiendo no hay regreso posible al estado inicial de inocencia. No puedo anticipar, si en algún momento emprenderé vuelo para no regresar, si seguiré enjaulado o si me levantaré y me pondré andar saliendo de la jaula por caminos desconocidos.
De momento, entre otras cuestiones, voy a editar desde mi ventana, un entrañable mensaje recibido hace tiempo de una forera, en un post del inicio de mi blog Quisiera y que nunca sabré cómo llego hasta mi, el post es “Deudas que nunca se pagan…”, el mensaje es el siguiente:

Sheena4 dijo..

Saludos desde El Planeta No-Planeta Ke Aparece y Desaparece en CualKier Sitio y Todos Conocemos o No-Conocemos, eso va a gustos! El único con 4 Soles, 14 Lunas y 24 Osas Mayores para no perder nunca el rumbo.
Bendito Tú, ke eres guiado por esa Fuerza conkistando lo ke en apenas sólo unos cuántos Creemos.
No podríamos esperar menos de un acuario, siempre tratando de gobernar su destino y sus sueños, enrolado en el eterno viaje hacia el Paraíso de Los Dulces Infiernos; buscando Tierra firme entre Cielos Terribles los ke todos huyen sin haberse enfrentado.
Ojalá la suave brisa impulse con generosidad y tino las alas ke gobiernan tu Espíritu Libre, surcando ese cielo ke intuyes hacia puertos sin nombre ni límites; lugares fantasma fuera del alcance de los ke jamás se atreverán a levantar la vista del suelo esclavos de sus propios miedos.
¿Tú crees en las casualidades? – Yo no.
Estoy segura y confío ke el tiempo me desvelará la razón de haberte encontrado en este laberinto.
No es religión, ni metafísica, ni cábalas ni cuentos chinos; es Contundente Certeza, Experiencia y Creer en Nosotros Mismos.

Saludos desde el Faro de este lado del Laberinto.
Ger No-Ger 😉15 de diciembre de 2008 04:24

Anuncios