La falsa alegría del dinero y el crédito


La industria bancaria es la única actividad que gana dinero en todo el sistema productivo de origen a fin. Así, los ciudadanos consumidores pagan intereses acumulados en todos los bienes, productos y servicios que consumen, incluso, pagan intereses cuando consumen por anticipado a futuro mediante el crédito al consumo.

Curiosamente la industria bancaria es la actividad más endeudada del mundo, al tiempo que es la mayor propietaria de los bienes, productos y servicios esenciales de consumo de los seres humanos, gracias a la posición de dominio y a los grandes beneficios que obtiene. Más curioso resulta, que las leyes le conceden el monopolio del dinero y le garantizan los beneficios en posición de dominio y ventaja sobre todo lo demás. Esto les permite actuar en clara posición de dominio del mayor conocimiento y medios incentivando o deprimiendo el consumo según les interese para obtener el máximo de beneficio de todos como mero intermediario sin aportar nada productivo.

El dinero es deuda-documental completo

Mientras no se suprima la tiranía y dictadura del sistema, el dinero y el crédito, no habrá progreso posible ni solución de la crisis y sistema económico que se sostiene a costa del sufrimiento de millones de personas. Sin la enorme deuda que actualmente tenemos, no hubiéramos crecido en los últimos 40 años, porque el poder adquisitivo de los trabajadores, (la inmensa mayoría silenciosa cautiva del sistema de consumo y la dictadura del dinero y del crédito), no alcanza para absorber la producción, y si la producción no se absorbe, el PIB se estanca o decrece como está sucediendo actualmente.

La cuestión que no se dice y ocultan los gobernantes, políticos, dirigentes y economistas a la inmensa mayoría de ciudadanos es, que hay gente que ha ganado todo el dinero, vendiendo bienes, productos y servicios que se compraban con deuda, y retirado esos beneficios y excedentes de los trabajadores de la circulación. Actualmente todo ese beneficio acumulado ilícitamente se invierte en Deuda de los Estados incluso pagando en lugar de cobrar intereses. El verdadero problema es que la renta de los consumidores trabajadores, ha bajado, y una mayor parte del pastel ha ido a los propietario de los medios de producción que nos tienen cautivos como consumidores. Como entonces, el sistema que tenemos ha permitido que una minoría se llevara y siga llevando todos los beneficios y excedentes generados por la inmensa mayoría de los ciudadanos trabajadores del mundo.

Si no fuera por este sistema ilegítimo, discriminatorio y tiránico que tenemos, no estaríamos en la grave crisis que sufrimos en todo el mundo, pues simplemente estaríamos en equilibrio muy próximo a 0 sin apenas deudas. No se puede seguir permitiendo que una minoría se siga llevando todos los beneficios y excedentes generados por la inmensa mayoría de los ciudadanos.

En general en condiciones de crecimiento de la economía, los excedentes y/o beneficios de las rentas del trabajo, una vez cubiertas las necesidades esenciales de consumo, solo suponen un pequeño por ciento de nuestros ingresos entorno al 15/20%, importe insuficiente para realizar una inversión importante, pero significativa a largo plazo, si contenemos el consumo de lo prescindible para realizar una inversión importante sin apenas deuda alguna o que al menos no supere el nuestra capacidad de pago del ahorro proveniente del excedente y/o beneficio corriente.

El recurso al crédito debe de estar limitado legalmente a una cuantía mínima de los ingresos y/o capital de cada persona y/o empresa de modo que se puedan atender los intereses ajustados y la devolución del principal. Por tanto, las condiciones de amortización y vencimiento deben de ser flexibles, ya que a futuro en imposible prever la evolución de la economía en general, siendo la realidad de cada momento la que determina la economía real para el pago y devolución del crédito con los excedentes y/o beneficios que se generen, una vez atendidas las necesidades corrientes esenciales. Así, la situación y perspectiva de hoy no sirve para el futuro, por tanto, las condiciones de concesión de créditos deben de ser flexibles si por las razones que fueren de eficiencia general, se necesita estimular el crédito en cualquiera de los segmentos del sistema productivo.

Solo se requiere que las leyes eviten ofrecer ventaja a nadie y que en caso de que se produzca en el tiempo alguna ventaja se revierta para buscar el equilibrio.

Lo primero y esencial somos los seres humanos y el bien común por encima de cualquier otra consideración, garantizando las necesidades básicas esenciales de los seres humanos.

Imagen Google Imágenes

quisiera-montejb.blogspot.com
montejbquisiera.wordpress.com
La comunidad El País montejb

Anuncios