China clona y modifica genéticamente animales para alimento humano


Mientras se propone una moratoria para los alimentos clonados en la Unión Europea, China trabaja en la clonación animal, el país está decidido a dar un gran paso en la introducción de los alimentos clonados como una posible solución a las necesidades alimentarias que tendrá el país en las próximas décadas. La posible reducción de las cosechas de arroz y la creciente demanda de carne (especialmente la de cerdo) ha hecho que el país adopte medidas que representan un giro radical en la política mantenida hasta hace poco, recordemos el post que anunciaba que China podría aprobar el arroz transgénico y que finalmente fue aprobado y además también se ha aprobado el maíz transgénico… sigue ver post completo >: “China trabaja en la clonación animal”

Al tiempo, el Reino Unido apoya los alimentos clonados e indica que no está justificada la propuesta de la moratoria para los alimentos clonados en la Unión Europea. Recordemos que se pretenden suspender las técnicas para producir alimentos obtenidos a partir de animales clonados durante un periodo de cinco años. El Gobierno británico indica que no existe ninguna justificación para aplicar tal medida, dado que no afectaría a la seguridad alimentaria de los consumidores, a esto hay que añadir que se solicita una regulación más realista y proporcionada, algo que no refleja la propuesta de la Comisión Europea.

Para el Gobierno del Reino Unido la justificación de velar por la seguridad alimentaria no es aceptada, dado que no existen evidencias científicas de que este tipo de alimentos puedan afectar a la salud humana. Los argumentos para la moratoria mencionada se basan en otras cuestiones como la mayor tasa de mortalidad de los animales clonados y la mayor vulnerabilidad a sufrir enfermedades, temas que parecen ser poco relevantes para la FSA. En nuestra opinión, estas son razones que obligan a aplicar el principio de precaución y más cuando los propios expertos argumentan que estos problemas son posiblemente debidos a los métodos que se emplean para clonar animales. Como no existen estudios a largo plazo, no se pueden conocer las consecuencias, ni si de algún modo este grupo de alimentos clonados o “nuevos alimentos” podría afectar a la salud humana… sigue ver post completo >: “El Reino Unido apoya los alimentos clonados” 

Terneros clonados modificados genéticamente

En el año 2010 podíamos saber que China había empezado a trabajar en la clonación animal con el fin de poder satisfacer las necesidades alimentarias de la población en un futuro. El país asiático no quería descolgarse de la tecnología para la clonación de alimentos y empezaba a trabajar de forma seria y constante. Durante el presente año se daba a conocer el nacimiento de una oveja transgénica clonada, un trabajo desarrollado por los investigadores del Instituto de Genómica de Beijing, el Instituto de desarrollo de Genética y Biología y la Universidad de Shihezi, la oveja nacida, en teoría, puede ofrecer una carne de mejor calidad con un elevado contenido en ácidos grasos insaturados. Ahora conocemos otro avance en lo que respecta a la carrera de la clonación en ese país, expertos de la Universidad de Agricultura de Beijing acaban de dar a conocer el desarrollo de terneros clonados modificados genéticamente.

Como en el caso de la oveja, son terneros cuya carne ofrece, en teoría, un mayor aporte nutricional gracias a que contiene un índice elevado de ácidos grasos insaturados, además mejoran sus cualidades organolépticas con un mayor nivel de grasa intramuscular. Los investigadores indican que es un primer paso para poder estudiar la posibilidad de abastecer el mercado del país con carne clonada desarrollada con tecnología china. Es difícil saber si la población aceptará de buen grado este tipo de alimento, y más sabiendo que los consumidores chinos prefieren los alimentos importados por la poca confianza que les inspiran los productos nacionales. Son demasiados los escándalos alimentarios en el país y dado que por el momento la legislación sobre seguridad alimentaria es bastante ineficiente, emprender una carrera para producir alimentos transgénicos o clonados para comercializarlos a nivel nacional, parece inviable.

De todos modos, los investigadores tendrán que esperar unos 20 meses, tiempo en el que se realizarán diferentes evaluaciones sobre la salud y desarrollo de los terneros, así como determinar las cualidades de la carne que se podría obtener. También se debe constatar si en posteriores reproducciones el gen modificado genéticamente pasará a las siguientes generaciones. Los investigadores apuntan muy alto y aseguran que si el proceso se desarrolla como esperan, se plantearía en otros animales como cerdos y pollos, en el caso de las ovejas, como hemos indicado la investigación se inició hace algunos meses.

Los expertos indican que a medida que crece el poder adquisitivo de la población, también aumentan las demandas de productos alimentarios de calidad, lamentablemente la carne que se produce en China no es conocida precisamente por su calidad o cualidades organolépticas, por ello consideran que los trabajos en el marco de la clonación animal son muy importantes para evitar que se compre carne de otros países. Un dato a tener en cuenta, en los seis primeros meses de este año, el país importó 9.930 toneladas de carne congelada procedente de otros países, lo que representa un incremento de un 21% con respecto al mismo periodo del año anterior. Perece que se pretende frenar esta tendencia importadora, pero como ya hemos indicado, la falta de confianza hace que los consumidores prefieran los productos importados por varias razones. Quizá la política debería estar encaminada a ofrecer mejores garantías en lo que respecta a seguridad alimentaria y además, con los productos que no se enmarcan en las nuevas tecnologías.

A todo esto hay que añadir que será necesario superar el escepticismo del sector cárnico chino, los representantes de este sector apuntan que proyectos similares se han llevado a cabo en otros países, como puede ser Estados Unidos o Japón y todavía no se han ofrecido datos concluyentes y tampoco han logrado la implantación en la correspondiente industria cárnica. De hecho, el propio secretario general de la Asociación de Comercio de carne de Shanghai apunta que los consumidores chinos temen los alimentos que se producen en el país, al respecto sería interesante retomar la lectura del post El temor del Made in China en los alimentos.

Los terneros clonados modificados genéticamente representan mucho para los investigadores, pero generan mucha desconfianza en general. Por otro lado, ya existen problemas para que los consumidores acepten la soja transgénica u otros alimentos transgénicos, recordemos que el Gobierno chino cambió su política en materia de alimentos modificados genéticamente y se empezó a impulsar una legislación de alimentos transgénicos, hasta la fecha se han aprobado varios alimentos que los consumidores del país no aceptan. Si existen problemas con este tipo de productos, se augura que serán mayores con la carne china clonada.

A través de este artículo podemos saber que los investigadores responden que hasta el momento no existe ninguna evidencia que demuestre que la producción de carne clonada podría causar problemas o representar un riesgo para la seguridad alimentaria del país, declaración que consideramos de poco peso, ya que tampoco se ha demostrado lo contrario. En cambio, sí se ha constatado que los animales clonados tienen una tasa de mortalidad más elevada, también son más vulnerables a sufrir enfermedades en comparación con los alimentos tradicionales, y eso que aseguran que los animales tradicionales y las copias son idénticos.

En este caso se ha barajado la posibilidad de que los métodos de clonación empleados podrían ser la causa, lo que mostraría un error que podría derivar en otros sucesivos. En el caso de los terneros clonados, los investigadores chinos han empleado la técnica de clonación simplificada (simplified technique called Handmade Cloning) o también clonación hecha a mano, se trata de un método mucho más simple y económico para poder realizar la transferencia nuclear, pero tampoco es una garantía de que se elimine el problema, sólo se consigue reducir costes.

Fuente: Gastronomía&Cia

Foto:  Fhotogramma1

quisiera-montejb.blogspot.com
montejbquisiera.wordpress.com
La comunidad El País montejb