El primer y último segundo del calendario


1eryultimosegundocalendarioDesde hacía tiempo tenía pendiente por ser de utilidad, entre otras muchas cuestiones, recopilar y compartir diferentes secuencias de la serie Cosmos de Carl Sagan, que he visionado en un par de ocasiones. Los 13 capítulos son uno de mis preciados tesoros entre otros muchos vídeos y libros. Son todo un referente para asomarnos y explorar mundos desconocidos que para la inmensa mayoría, simplemente ni se plantean. En ocasiones, me entristece ver cómo la gente desperdicia miserablemente su tiempo y lo cruel del modelo que tenemos, que impide y coarta, que personas como yo, nos podamos dedicar libremente a explorar cuanto nos suscita curiosidad e intentar buscar y compartir aportando opciones y soluciones a los muchos problemas que tenemos.

El primer y último segundo del calendario (Recorte de 7,41 min del capítulo 1º de la serie Cosmos por Carl Sagan)

Aunar el ánimo para aprender y experimentar (Recorte de 6,38 min de la serie Cosmos por Carl Sagan)

Bien, una vez pasada la fecha mágica del calendario Maya y otros que anunciaban el fin del mundo para el pasado día 21 de diciembre, del que hasta el principal periódico en España, El País, increíblemente le ha dedicado un Editorial “¡Ya hemos pasao!”. Por cuanto se ha podido ver en los diferentes medios, seguimos gran parte con multitud de miedos ancestrales y una gran ignorancia en lo elemental y esencial de cuanto se necesita para vivir dignamente como seres humanos inteligentes.

En mi opinión, el calendario Maya y los otros testimonios, que auguraban el fin del mundo, simplemente han sido mal interpretados. El conocimiento y mentalidad de cada época y cultura, simplemente no se puede interpretar por la literalidad de sus testimonios, pues para ello, se necesita dominar el rol y conocimiento de las personas, además del entorno y cultura del momento, como parecido sucede en cualquier cuestión ahora aquí en donde me encuentro y como expondré en la siguientes entradas.

Así, con esta entrada confío, nos sirva de hilo conductor para las siguientes en elaboración en mi particular laboratorio. Solo espero que se aúnen cuantos así lo deseen libremente si consideran de utilidad esta iniciativa. Hay varios amigos invitados y, quisiera confiar, que en breve cada cual a su ritmo, se incorporará y colaborará cuando pueda, cubriendo entre todos las ausencias.

En principio esta entrada está destina para el blog “Nosotros de frente…”, que compartiré con otros amigos, aunque para darle la mayor difusión y apoyo posible, también publicare en los otros blogs que administro de Quisiera en bloguer y wordpress.

Aunque parezca casual y que no viene al caso, acabo de recibir una Felicitación de Navidad de mi entrañable amigo Pedro Serrano, que viene al pelo en cuanto a la esencia, sugerencia e incitación de este alumbramiento, que seguido incluyo y dedico con cariño para los amigos y seguidores.

La Felicitación: En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro: – ¿Tú crees en la vida después del parto? – Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde. – ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida? – No lo sé pero seguramente… habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca. – ¡Eso es absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo! El cordón umbilical es por donde nos alimentamos. Yo te digo una cosa: la vida después del parto está excluida. El cordón umbilical es demasiado corto. – Pues yo creo que debe haber algo. Y tal vez sea sólo un poco distinto a lo que estamos acostumbrados a tener aquí. – Pero nadie ha vuelto nunca del más allá, después del parto. El parto es el final de la vida. Y a fin de cuentas, la vida no es más que una angustiosa existencia en la oscuridad que no lleva a nada. – Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del parto, pero seguro que veremos a mamá y ella nos cuidará. – ¿Mamá? ¿Tú crees en mamá? ¿Y dónde crees tú que está ella? – ¿Dónde? ¡En todo nuestro alrededor! En ella y a través de ella es como vivimos. Sin ella todo este mundo no existiría. – ¡Pues yo no me lo creo! Nunca he visto a mamá, por lo tanto, es lógico que no exista. – Bueno, pero a veces, cuando estamos en silencio, tú puedes oírla cantando o sentir cómo acaricia nuestro mundo. ¿Sabes?… Yo pienso que hay una vida real que nos espera y que ahora solamente estamos preparándonos para ella…

*PD: La serie inicial de Cosmos está descatalogada y es difícil de encontrar, si alguien tiene interés en visionarla me puede contactar y con mucho gusto coordinaré cómo hacer llegar la colección completa en español de Cosmos. También dispongo la Serie Cosmos 2014 actualizado del inicial, todo un homenaje a Carl Sagan .

quisiera-montejb.blogspot.com
montejbquisiera.wordpress.com
Nosotros de Frente…
La comunidad El País montejb