¿Un standard para el VIH/SIDA? Bangui y las estadísticas oficiales


Mapa África Sida

“No existe un standard reconocido para establecer la presencia o ausencia del anticuerpo HIV-1 en la sangre humana.”

Esta frase no ha sido pronunciada por ningún gurú, curandero, conspiranoico o sanador oportunista, con pretensiones de comercializar “remedios milagrosos”.

Ni siquiera fue pronunciada por algún científico disidente de la versión oficial VIH/SIDA, como Duesberg o Mullis.

 

Esta declaración fue realizada, oficialmente; por los  Laboratorios Abbott , en 1997,

Especificación sensibilidad Sida

e incluida en los test de VIH, comercializados por ellos mismos; como puede comprobarse al final del párrafo, de este prospecto.  (Puede traducirse claramente la frase, que hemos presentado  inicialmente). Imaginamos que el fin de esta declaración, es poder “lavarse las manos” en el supuesto, bastante probable, de que un paciente que se sienta estafado, decida emprenderla por vía judicial.

Otras declaraciones míticas, realizadas por esta “gran multinacional”, han sido:

“El test de Elisa por sí solo no puede diagnosticar SIDA, incluso si la investigación recomendada de especímenes reactivos sugiere una alta probabilidad de que los anticuerpos de HIV 1 están presentes”

–       Laboratorios Abbott, 1994, 66-2333/R4

“Sensitividad y Especificidad: Al presente no existe un estándar reconocido para establecer la presencia y ausencia de anticuerpos de HIV-1 en la sangre humana. Por ende, la sensibilidad fue computada basándose en la diagnosis clínica de SIDA y la especificidad basándose en donadores aleatorios. Los estudios ABBOT muestran que: la sensibilidad basada en una prevalecencia asumida de 100% de anticuerpos de HIV en pacientes de SIDA se estima que es de 100% (144 pacientes probados). La especificidad basada en una pravalencia asumida de zero de anticuerpos de HIV-1 en donadores aleatorios se estima que es 99.9% (4777 donadores aleatorios probados).

–       Laboratorios Abbott HIVABtm HIV-1 EIA

Y no piensen que ha sido la única empresa sincera, Laboratorios Roche, por ejemplo afirmaban esto en uno de sus productos: “la prueba Monitor Amplicor HIV-1  no debe ser utilizada como una prueba definitiva o de diagnóstico para confirmar la presencia de infección de HIV”

–       Sistemas de Diagnostico Roche, 06/96, 14-08-83088-001.

O el folleto para uno de los kits para administrar la Tinción Occidental, Organon Teknika Corporation, con sede en Durham, North Carolina; advierte  “No utilice este kit como única base para la diagnosis de infección de HIV-1”

–       Epitope/Organon Teknika Corporation, PN201-3039 Revisión # 6.

(Por supuesto, no piensen que esta información ha perdido vigencia en 2014.)

Todas estas afirmaciones nos sirven para introducir este post, en el que analizaremos las famosas estadísticas publicadas en torno al VIH/SIDA, y realizadas oficialmente en todo el mundo, especialmente en África. Hay muchos investigadores y médicos, que en los últimos años no solo ponen en duda, “la relación oficial” VIH/SIDA, sino también las estadísticas sobre las que se construyen las políticas de prevención y asistencia a enfermos, en todo el mundo.

Roberto Giraldo

Entre ellos, podemos destacar a Roberto Giraldo, al que dedicaremos un post, próximamente. Medico colombiano1, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Antioquía, ha colaborado desde 1976 en proyectos de investigación en instituciones como  Centro Médico de la Universidad de Kansas, o el New York Presbyterian Hospital, Weill Cornell Medical Center, Nueva York.

Algunas afirmaciones suyas:

“En la actualidad un resultado positivo en la denominada “Prueba del SIDA” (ELISA y Western blot) es sinónimo de “infección VIH” y es interpretado como un riesgo para desarrollar el SIDA.

Sin embargo, estas pruebas para anticuerpos contra el VIH no están estandarizadas ni son reproducibles. Ellas no indican “infección VIH”, ni indican lo mismo en todas las personas. Son interpretadas en forma diferente por los laboratorios y países. En EU son interpretadas de manera distinta a Rusia, Canadá, Australia, África, Europa y Sur América.”

“En medicina clínica, el único método válido para establecer la sensibilidad y la especificidad de una prueba diagnóstica, es la comparación de la prueba en cuestión con su estándar de oro. El único estándar de oro posible para las pruebas del VIH es el “virus de la inmunodeficiencia humana” mismo. Puesto que el VIH jamás ha sido aislado como una entidad viral independiente, libre y purificada, no es posible definir en forma correcta la sensibilidad y la especificidad de ninguna de las pruebas para el VIH”

“Puesto que no existe estándar de oro para establecer la especificidad de estas pruebas, todos los resultados positivos para el VIH deben ser considerados resultados falsos positivos.” 

Valendar F. Turner

Pueden servir como introducción a este “conflicto”, pero si hay dudas de la base científica de estas afirmaciones, desde el grupo de Perth, en Australia, Valendar F. Turner, junto a Eleni Papadopulos-Eleopulos, (pueden consultar su biografía en el postque dedicamos al Grupo de Perth, http://cienciaysaludpublica.blogspot.com.es/2013/01/grupo-de-perth-exponiendo-el-fraude-del.html ), entre otros, ha desarrollado en los últimos años un análisis de los distintos test VIH existentes, principalmente Test Elisa y Western Blot. En el caso de este último, es un test en el que se muestran las reacciones de distintas proteínas con anticuerpos, presentes “supuestamente”, cuando una persona es infectada por VIH. Estas reacciones se presentan en 10 tiras, como se puede apreciar en el grafico 1. Las proteínas van de la p18 a la p160. Lo grotesco, (por llamarlo de alguna manera), es que los requisitos para declarar a una persona como seropositiva, varían de un continente (o países),  a otro. Por ejemplo, en África (AFR), se exigen tan solo dos bandas (reactivas), para considerar un resultado positivo, mientras que en Australia (AUS), se exigen como mínimo cuatro. Es decir en África, se es menos “exigente” a la hora de evaluar que en Australia o Europa.

Gráfico 1 Evaluación

                                    Gráfico 1.

 

Este desvarío irracional, es detallado; en esta entrevista realizada al propio Valendar  Turner, publicada en la web del Grupo de Perth, y traducida al español, http://theperthgroup.blogspot.com.es/2013/06/entrevista-valendar-f-turner.html

En ella explica, las contradicciones de ambos tipos de test, y de la teoría oficial VIH/SIDA existente. Algunas frases significativas de dicha entrevista:

  “De este modo, tenemos esta paradoja grotesca. Una cuarta parte de donantes de sangre impolutos y bien alimentados de Australia tienen una o más bandas del Western Blot del VIH, y ahí podría haber casos de cuatro bandas, pero no están infectados con el VIH. Pero en África, aquejada de pobreza, mala nutrición, agricultores de subsistencia ugandeses con malaria o tuberculosis, o ataques repetidos de disentería, se tienen muchísimos anticuerpos de reacciones cruzadas, pero si resultan con sólo dos bandas del Western blot, no cuatro, están infectados con el VIH. ¿Conoces a alguien que pueda explicar esto?”

Para terminar la entrevista con una frase bastante ilustrativa y descriptiva de su punto de vista, sobre la base lógica de dichos test:

“Blancanieves en un tubo de ensayo”.

Mas entrevistas a Valendar F. Turner, pueden ser consultadas en este video. Charla (grabación) realizada en 1998.

Si piensan que, el despropósito de los test VIH, acababa  aquí, es porque todavía falta por recabar más información.

El objetivo de este post, es fundamentalmente; hablar de la “calidad” de las estadísticas elaboradas para reflejar las incidencias de SIDA en el mundo. Para ello, se parte de los casos de SIDA y seropositivos, existentes en el mundo y detectados a través de los test Elisa y Western Blot, principalmente.

Y decimos, principalmente, porque aparte de que puedan existir otras variantes de test, desde casi el principio, debido a los “escasos recursos económicos disponible”, se decidió que en determinados regiones; como África, utilizar una serie de protocolos, (adaptados a estas carencias), que se resumieron en lo que se conocen como la “Definición de Banguí”.

Christian Fiala

 

Para ello, podemos partir del trabajo investigador realizado por Christian Fiala. Ginecólogo, actualmente trabaja en Viena. Con amplia experiencia, en trabajo de campo en África y Tailandia. Aparte de su postura disidente, respecto de la versión oficial VIH/SIDA, su experiencia laboral en muchas regiones de África le habilitan para introducirnos en la realidad de la enfermedad; y en general sanitaria, en este continente. Autor del libro “Do We Love Dangerously? – A Doctor in Search of the Facts and Background to AIDS”, pueden contrastar sus opiniones en el siguiente documental, “Positively False – Birth of a Heresy”, dirigido por  Andi Reiss. En el aparecen otros científicos como Duesberg o Valendar Turner, tratados en este blog.

 

 

Ver otros vídeos relacionados aquí: IRF – Immunity –  Resource – Foundation

En esta web, es entrevistado y profundiza en la problemática del SIDA en África, y para ello, habla de su extensa experiencia en este continente. Durante años  trabajó en Uganda y Tanzania, a partir de esta experiencia puede describir las diferencias  entre la imagen ofrecida por las estadísticas de la OMS y la “realidad vivida” sobre el terreno.

http://www.free-news.org/cfiala01.htm

La entrevista, por cierto, empieza con un tema que casi todas las personas, que han vivido alguna vez en África, coinciden:

Una época de estabilidad, de repente es “sacudida”, por una terrible dictadura y los órganos competentes internacionales (ONU, OTAN,…), no es que miren para otro lado, es que acaban estrechando lazos comerciales, como si no pasara nada. (Me imagino que lo consideran como normal).

Pero lo importante es como describe la  situación social, económica y sanitaria de Uganda tras la guerra, un contexto en el que  “…Sólo con evidencia anecdótica se sabe que, en algunos casos, cientos de personas fueron vacunadas con la misma aguja, una práctica que todavía sigue en algunas partes del país.” ó “…lo que el gobierno gastó en salud al final de este período fue aproximadamente el 9% de lo que era veinte años atrás.”

Curiosamente; este aspecto pasa desapercibido para los medios de comunicación; lo único importante es que: En África no se usan condones.

Llega a la gran conclusión:

“…En consecuencia, la única razón para presentar las cosas de esta manera es que «grandes cifras atraen grandes sumas de dinero público» que van a parar a la investigación sobre el SIDA y, por extensión, a los bolsillos de los investigadores. Por lo tanto, no es sorprendente que los informes oficiales de la OMS anuncie constantemente «una inminente» catástrofe. Lo que sí es sorprendente es que casi todos los periodistas divulguen sumisamente estas noticias sin formular ninguna pregunta crítica.”

La definición de Bangui, aparece en 1985, y específica “… Explícitamente, no es necesario en este caso hacer una prueba de «VIH».”; de modo que “…Esto quiere decir que el SIDA, la enfermedad que, según palabras del profesor Luc Montagnier (el doctor francés acreditado como descubridor del VIH), «no tiene síntomas típicos», era diagnosticado en Uganda y en otros países en vías de desarrollo exclusivamente en base a síntomas.”

Si es cierto, la Definición de Banguí permite diagnosticar SIDA, sin necesidad de realizar ningún test clínico, previamente. Basándose únicamente en determinados síntomas, los médicos en África, tienen “permiso”, para declarar a una persona como enfermo de SIDA.

Para que vean que no nos inventamos nada, pueden comprobarlo, directamente en esta web http://www1.paho.org/spanish/sha/be_v22n2-sida.htm , corresponde a la Organización Panamericana de Salud, (dependiente de la OMS); incluso se puede ver cómo, ha habido, una gran cantidad de definiciones, Definición de Caracas, de Abidyán…

También pueden consultar el texto original en;  http://www.who.int/hiv/strategic/en/bangui1985report.pdf  Que no tiene desperdicio. Pueden comprobar cómo, los síntomas establecidos susceptibles de SIDA, coinciden. Y no olvidar que esta definición fue acordada por los responsables máximos de la Organización Mundial de la Salud. Es decir, los africanos “pintaron” poco, o nada.

El texto final termina con la frase. “THE DIAGNOSIS OF AIDS IS ESTABLISHED WHEN THE SCORE IS 12 OR MORE”, es decir “se diagnostica SIDA, cuando se consiguen 12 o más puntos”. Cada síntoma tiene una puntuación y cuando se llega a los 12 puntos, (cual ruleta de casino),…, adjudicado!!: SIDA.

 De manera que, las estadísticas, tan extendidas de que en África, existe una plaga de SIDA, están basadas en diagnósticos hechos “a ojo de buen cubero”. En pleno siglo XXI.

 Cuando se dice, que están redefiniendo las enfermedades que han existido en África toda la vida, como SIDA, se refieren a esto. Sin agua potable, alcantarillado, hacinamiento en grandes ciudades…se genera el caldo de cultivo ideal para el desarrollo de múltiples enfermedades contagiosas, posiblemente el SIDA, sea la menos proclive al desarrollo en este entorno.

En África existe, no una plaga, sino muchas, desde hace 200 años. Se llaman arrogancia europea, racismo, tiranía, paternalismo occidental, explotación económica, globalización económica “metida” a cañonazos o “definiciones”, según toque, todo ello mezclado con el silencio, resignado o interesado, de ONG´s diversas, mass-media; esperando que el progreso tecnológico o económico inventado por cuatro multinacionales, y defendido por cuatro “pensadores” con diarrea mental, (o con miedo por no “cenar caliente” si dicen lo que piensan), les saque del “pozo” en que estas mismas han metido, a millones de africanos,…hasta no se sabe cuándo…

Posiblemente, hasta que “blancanieves salga del tubo de ensayo”.

 

Fuentes:

  1. http://www.robertogiraldo.com/esp/ResumeCorto.html
http://robertogiraldo.com/esp/index.html 
http://www.fupress.net/index.php/ijae/article/download/10336/9525 
http://www.fupress.net/index.php/ijae/article/view/10336 
http://www.healtoronto.com/durban/textsp.html 
http://www.amcmh.org/PagAMC/sida/articulos/65SidaPruebas.pdf 
http://www.rethinkingaids.com/Default.aspx?tabid=60 
http://www.gynmed.at/en/gynmed-clinic/dr-christian-fiala
 
Post relacionados:
 
La “inoportuna” aparición del Dr. Hamer
La “inoportuna” aparición del Dr. Hamer II
Dr. Kary B. Mullis, disidente de la mentira
Richard C. Strohman, exponiendo el fraude del SIDA
Peter Duesberg, científico dedicado a la búsqueda de la verdad
Thomas Arthur Steitz, Nobel de Química más que merecido
Grupo de Perth, exponiendo el fraude del SIDA
David Rasnick, exponiendo el fraude del SIDA
 

Jeromo Fernandez

Facebook: Salud Pública   Blog: Salud Pública

Publicado por Juan Bernardo montejb

quisiera-montejb.blogspot.com
montejbquisiera.wordpress.com
Nosotros de Frente…
La comunidad El País montejb